miércoles, marzo 09, 2005


Curso de Ética básica

Hemos recibido por los cauces habituales este breve resumen ilustrado de un Curso Elemental de Ética.
A pesar de su aparente simplicidad, encontramos algunos elementos dignos de consideración:


a) La primera pregunta ("¿Cómo podemos ayudar a los demás") recibe una respuesta rápida contundente: "Dándoles dinero y comida". Es lo básico, si presuponemos que los demás tienen necesidad de ser ayudados por alguien. Y, necesario lo que se dice necesario, el dinero y la comida lo son (por este orden, claro). El modo que tiene un niño de ilustrar la necesidad se refleja en los remiendos del vestido (el recurso típico), en el pelo (menos cuidado que el de la donante, parece) y, sobre todo, en la cara de alegría verdadera que pone la receptora. A su lado, la sonrisa de la donante expresa más bien satisfacción. Nótese que la comida entregada es variada (fruta, carne, etc.), elaborada y abundante, en lugar del típico bocadillo de compromiso que, como mucho, la mayoría suele aportar en estos casos.

b) La segunda pregunta es mucho más compleja: "¿Por qué deberíamos ayudar a los demás?" Para abordarla remite a un nivel de argumentación a medio camino entre la Ética Normativa y la Metaética, donde se abordaría el problema de la motivación ética y sus implicaciones para el razonamiento moral. En todo caso, nuestra dibujante no se corta y ofrece el tipo de respuesta habitual en el marco de los enfoques éticos deontologistas: Apela al deber de respetar (que siempre viene bien, y encaja con la archiconocida "regla de oro", en cualquier de sus versiones (p.ej.: 'Trata a los demás como quieras que te traten'). Este deber, en el fondo, es lo que está detrás de cualquier reconocimiento de derechos humanos (para los que no basta el mero reconocimiento o aprobación formal, sino que es preciso conseguir su "respeto" en la práctica política, social, institucional, etc.). Pero -y es normal, con 8 años- se le cuela en su espontaneidad la motivación más frecuente a su edad para ayudar a los demás: "ser buenos". Y lo ilustra de escándalo con la niña formalita sentada en su pupitre, cuyo aro de bondad no puede dejar indiferente a la 'seño' al pasar.

Podríamos decir que todavía queda mucho por madurar hasta alcanzar el nivel postconvencional en el desarrollo moral de Kohlberg (Nivel 6: Moral de principios éticos universales. La perspectiva social consiste en el reconocimiento de principios morales universales de los cuales se derivan los compromisos sociales, pues las personas son fines en sí mismas y así deben ser reconocidas.), pero podemos comprobar que en la respuesta a la primera pregunta muestra indicios inequívocos de tener claras las actitudes coherentes con este nivel de desarrollo moral, de orientación universalista y atento a las consecuencias. ¿Dónde estaría, pues, el inconveniente, para que la respuesta a la pregunta "¿Por qué debería ayudar a los demás?" se ilustre con una actitud típica del nivel 1, en combinación con aspectos del nivel 4 de Kohlberg?

Creo que en la polivalencia de las motivaciones, razones y sentimientos que se hallan en la base de cualquier desarrollo moral. Es innegable que la búsqueda de la aprobación por parte de personas a las que respetamos o apreciamos tiene un papel importante en alguna fase de nuestra infancia, y que nuestra imagen seguramente se desarrollo y consolida a partir de referencias y modelos o criterios de conducta que en su momento quisimos imitar. Pero incluso este esquema, que no sería aconsejable como ejemplo deseable de motivación para la acción moral más allá de cierta edad, puede tener efectos transitorios positivos y dar lugar a buenas prácticas. Sería, por lo demás, el esquema propio de toda actuación por deber en el marco de las éticas deontologistas, donde el respeto a los derechos, a la ley o a la norma reviste una importancia similar a la que tiene la aprobación de nuestra conducta por parte de la 'seño', que en clase y a cierta edad es la viva personificación del deber para muchos. No obstante, este dibujillo apunta una posibilidad que en su momento sugirió Stephen Toulmin: Cuando debatimos sobre principios y argumentos morales ("Por qué"), los disensos resultan irreconciliables; cuando analizamos casos prácticos de actuación moral y deliberamos sobre sus consecuencias, incluso entre quienes comparten puntos de partida, principios y criterios de razonamiento moral opuestos llegan a producirse acuerdos.

Con esto, creo que tenemos mucho adelantado en materia de educación moral a partir de este dibujito tan sencillo.

Más información:
1. Bonifacio Barba Casillas, «Influencia de la edad y de la escolaridad en el desarrollo del juicio moral». Revista Electrónica de Investigación Educativa Vol. 4, No. 2, 2002.
2. A SUMMARY OF LAWRENCE KOHLBERG'S STAGES OF MORAL DEVELOPMENT.
3. Enseñando Etica en un Mundo Posmoderno.
4. Stephen Toulmin: An Intellectual Odyssey.
5. Stephen Toulmin
6. Sobre el libro "Cosmopolis", de Stephen Toulmin.

sábado, marzo 05, 2005


Papá casado por fin con la computadora

La adicción de algunos señores mayores a ciertos artefactos no pasa desapercibida a los pequeños, que evalúan en términos de tiempo e interés manifiesto la dedicación que requiere una relación para ser considerada afectiva, una categoría bastante más exigente que el mero interés funcional o instrumental.

Las muchas posibilidades de cualquier equipo informático multimedia llegan a captar una atención a menudo excesiva de muchos recién llegados al universo digital, que descubren de golpe un sinfín de posibilidades de aprendizaje y cauces novedosos para su curiosidad y creatividad.

Si además se suman las posibilidades de interacción y acceso a información que brinda una buena conexión a internet, el riesgo de perderse ante la pantalla y olvidarse del tiempo que es preciso invertir en las relaciones humanas "de calidad" para mantenerlas, ampliarlas o mejorarlas es elevado. Esto, naturalmente, no rige para misántropos e individuos hoscos y huraños, o para ejemplares fotófobos y fobofóbicos ('fobofobia': MED. Estado psicasténico que se caracteriza por el miedo a tener fobias).

[Nótese en el dibujo la alegría sincera y desinteresada de los contrayentes, paralela al júbilo de sus más allegados, que respiran por fin tras varios meses de preocupación por el deterioro imparable de la anterior relación y seguros ya de que su querido amigo ha encontrado, por fin, el camino de la felicidad y la verdadera dicha al lado de una compañera inteligente, entretenida, útil y -esto es lo de menos, pues dependerá de la calidad de los componentes- fiel.]
Ojidigital Press

sábado, febrero 26, 2005

Adiós, Liam.

Tus compañeros y amigos te echan mucho de menos...
Y a nosotros nos gustaría seguir oyéndoles pronunciar tu nombre cada día, al volver del colegio, como hacían estos años en que fuiste su compañero de clase, cuando nos contaban las anécdotas del día.


Liam era uno de los nombres que durante varios años oí pronunciar a mi hija cuando volvía del colegio y le preguntaba cómo había ido el día. Liam es un nombre muy bonito y fácil de recordar. Hasta hace poco era uno más, junto a Raquel, Silvia, Álvaro, Miguel y otros muchos nombres que llenan cada larga mañana de colegio y son el rostro inolvidable de todos los momentos felices que tiene un curso. No conocí personalmente a Liam, pero supe por cómo lo mencionaba mi hija que era alguien importante en el universo de amistad y relaciones que la hacían feliz.

Ayer, 24 de febrero de 2005, volvía mi hija del colegio y entró a casa sollozando. Le pregunté qué pasaba y me entregó una carta abierta, sin dirección, que le habían dado en mano sus profesoras. Era breve y desoladora:

«...a nuestro alumno Liam D.B., de 8 años de edad de 3º B de educación primaria..., se le detectó una grave enfermedad este verano pasado, lo que provocó que no pudiera incorporarse al nuevo curso escolar de forma habitual.

Al día de hoy sentimos comunicarles que a pesar de su vitalidad y optimismo no la ha podido superar y nos ha dejado este pasado domingo.»

Después de estar un rato en su habitación, mi hija dibujó en su cuaderno la tristeza que todos sentimos al tener que decir adiós a Liam.

Para Liam DB

Hoy hemos asistido a su funeral en una pequeña iglesia anglicana, cerca de casa. La madre y el padre de Liam nos saludaron a todos el entrar, y mostraron mucha entereza. El acto fue breve y en él hubo más música que palabras. El coro, la flauta y el órgano sonaron muy tristes. Todos estábamos compungidos, con la mirada fija y haciendo esfuerzos imposibles por evitar el llanto. Vinieron muchos amigos y amigas de clase, y dejaron cada uno una flor para Liam. Muchos padres y madres y hicieron lo mismo. Entre las pocas palabras que se dijeron en español, recuerdo bien «¿Por qué?», «padres», «abuelo»...

Liam es un nombre muy bonito y difícil de olvidar.

[A Liam D. B. y sus padres, con cariño.]

miércoles, diciembre 08, 2004

Cultura menos ciencia igual a humanidades

Ramón Nuñez: "La ciencia es ante todo espíritu crítico"

Cree que la enseñanza de las ciencias que se imparte en la escuela no anula el analfabetismo científico. Y que la poesía o la música, sin ciencia, no son cultura. Los tres museos que dirige en A Coruña, en los que ha puesto en práctica sus ideas, son hoy una referencia museística internacional.

A. C. R.

Ramón Núñez (A Coruña, 1946) dirige los tres museos de ciencia que han converti­do a la ciudad gallega en un centro internacional de referencia en la museística de divulgación científi­ca. Para este reposado provocador lle­no de ideas, la ciencia debe quitarse el complejo de ser la hermana pobre de la cultura. "Cuando propusimoshacer la Casa de las Ciencias en La Coruña (en mi boca, si hablamos castellano, no ponga A Coruña) nos decían que los ayuntamientos no tie­nen competencias en ciencia. ¿Que un ayuntamiento puede tener una banda municipal, organizar unos jue­gos florales de poesía y patrocinar la ópera pero no divulgar la ciencia?¿Pero esto qué es? Ahora, visto desde la distancia, creo que hay un antes y un después en la divulgación de la ciencia desde que el Ayuntamiento de La Coruña se interesó por ello". En una ciudad de250.000habitan­tes los tres museos de ciencia reciben 700.000 visitantes al año, más quelos espectadores del Deportivo.


PREGUNTA. Usted ha formado parte de varios congresos cuyo lema es Ciencia es cultura. ¿Considera que es algo que es necesario reivindicar todavía?


RESPUESTA. Las páginas de ciencia de este periódico, y de todos, están en la sección de sociedad y hay otra sección que se llama cultura. ¿Es un convencionalismo? Probablemente. Cuando hablas a la gente de la cultura, recuerdan a los artistas, a la gente de cine, a los músicos; es muy difícil que piensen en los científicos.


P. ¿Cómo es el diálogo ciencia - ­cultura?


R Trabajoso, pero creo que no se trata de repetir lo de Snow de las dos culturas. Lo que me molesta es que sigamos tan fieles a los esquemas curriculares basados en una división de asignaturas, de letras o de ciencias, separar la física, la química, la historia.. Eso es el mayor daño que se puede hacer. Por eso en los museos coruñeses, aunque se llamen museos científicos, no hay ningún pudor en colocar obras de arte, cine, música o literatura. La cultura es como el vino, que tiene por lo menos 400 componentes distintos. Si destilas el vino, y separaras esos componentes, puedes tener un destilado muy bueno, pero eso ya no es vino. Si se destila la cultura y se aísla la poesía, la pintura o la ciencia, ya no es cultura. La microbiología sin historia no es cultura. Y la poesía y la música sin ciencia, tampoco. La cultura implica todo, y es un arma para conocer y comprender el mundo.


P. ¿Esa idea ha calado en la sociedad? Un científico que no sabe quién es Italo Calvino es un ignorante, pero un literato que en la cena dice "divide tú, que yo soy de letras", hace un chiste.


R. En muchos casos sí, pero eso no serían más que pruebas de analfabetismo por las dos partes. El analfabetismo científico es analfabetismo puro y simple. Creo que ayudaría a salvar esas diferencias introducir la historia de la cultura, la historia de la ciencia, dentro de los curricula desde secundaria, incluso de antes.


P. Carl Sagan decía que nunca hemos dependido tanto de la tecnología y nunca, el analfabetismo científico ha sido tan grande. ¿Está de acuerdo?


R. Bueno, yo dudo cuando se dicen estas cosas. Creo que la gente nunca supo tanta ciencia como sabe hoy, pero se trata de una ciencia distinta de la que se examinan. Los chavales hoy saben un montón de cosas de ordenadores, de informática, cosas relacionadas con la ciencia que no han visto en la escuela. Un aficionado a las setas sabe un montón de botánica y un aficionado a la astronomía, de astronomía. Parcelamos los conocimientos científicos de maneras muy diversas pero, en general, se sabe bastante ciencia.


P. Lo que sí que hay, y una prueba de ello es el éxito de estos museos, es interés por la ciencia.


R La gente demanda conocimientos, quiere saber. Aquí en la Domus sacamos una publicación sobre vacas locas y se agotó, convocamos unas jornadas sobre células madre, y esto se puso de bote en bote. Lo que pasa es que a veces parece que no interesa que la gente sepa mucho más. Cuanto más inculta sea la gente más manipulable es, en todos los sentidos. A veces tengo el sentimiento de que no se quiere que la gente sea crítica, que eso es molesto. Porque la ciencia lo primero que vende es espíritu crítico.


P. ¿Cómo surgió la idea de llevar la ciencia a su ciudad?


R. En 1983 yo me dedicaba a la enseñanza, pero ya estaba poniendo en crisis todo el sistema educativo en el aspecto científico. Toda la enseñanza de las ciencias, tal como se manejaba en la escuela, para mí era un cúmulo de insensateces. Todavía hoy, en general, la educación científica que se recibe en las escuelas no sólo no ilusiona, no sólo no fomenta la curiosidad ni el escepticismo ni el pensamiento crítico ni la creatividad, sino que a muchos chavales les quita la ganas de inclinarse por la ciencia.


P. Y pasó de enseñar a 40 a enseñar a 700.000.


R. Bueno, sucedió un hecho quo no deja de ser casual, y es que Francisco Vázquez, elegido alcalde en 1983, había sido compañero de colegio era amigo mío. Un día me preguntó que si querría hacerme cargo del tema de educación en el Ayuntamiento de La Coruña. Entonces yo vi un mundo abierto y empecé a trabajar como director del Servicio Municipal de Educación. En el primer programa electoral de Paco Vázquez ya estaba la creación de un museo de la ciencia. Un día me preguntó: "Moncho ¿qué podemos hacer con el palacete de Santa Margarita?". Entonces le dije: "Quizá un museo interactivo de ciencias... en el cañón de la escalera colocamos un péndulo de Foucault; la cúpula podía ser un planetario, en una de las plantas podíamos tener la colección de Víctor López Seoane (un naturalista gallego) y otra dedicarla a módulos experimentales... ya abrieron uno en Barcelona, si quiere vamos a verlo". Vimos el Museo de la Caixa, el primero de ese tipo que se hizo en España, y ahí comenzó todo.


P. ¿Son museos de ideas?


R Frente a los museos objetuales donde el interés está en los objetos de una colección, en estos museos el punto de partida es una idea que se quiere comunicar o hacer pensar acerca de ella. Pero lo más importante es que son lugares que tienen que provocar preguntas. El museo ideal es aquel que consigue descolocar al visitante, que la gente salga con más preguntas de las que llevaba, con ganas de saber más.




Cultura menos ciencia igual a humanidades
Jorge Wagensberg

LA CIENCIA es cultura. No hay duda. Sin embargo, en casi todos los idiomas cultura es sinónimo de humanidades: arte, filosofía, literatura, religión... y las mal llamadas ciencias blandas, como la historia, la antropología o la sociología... O sea: se entiende por cultura lo que queda de ella cuando se le ha extirpado todo lo sospechoso de ser ciencia. No se sabe qué duele más, si no ser culto o no ser humano. Pero ahí está el cisma: ciencia y humanidades.


La polémica empieza en 1959 con la publicación de Las dos culturas y La revolución científica. El título (sobre todo eso) hace fortuna. Su autor Charles Percy Snow señala el abismo abierto en la civilización occidental. Ni científicos ni humanistas se han molestado en anunciarlo. Snow empieza con un tirón de orejas para ambos. A los humanistas por su ignorancia e indolencia respecto de los conocimientos científicos más elementales, a los científicos por presumir de no perder tiempo con novelas y todo aquello que distrae la concentración y ablanda el rigor del buen investigador. Lo más incómodo para Snow es la opinión que se tienen unos de otros en materia política. Los científicos tienden a ver a los humanistas políticamente sospechosos, cuando no perversos y apocalípticos, mientras que se ven a sí mismos como intelectuales propios de su tiempo, con la mirada por encima del horizonte. Los humanistas en cambio ven a los científicos como optimistas simples e ingenuos, demasiado superficiales para percibir la tragedia de la condición humana. Snow entra aquí del lado de la ciencia. Los científicos también son conscientes de la naturaleza trágica de la vida humana. Ya lo sabemos: todos nos morimos en la soledad más radical. Pero una cosa es la condición humana individual y otra la condición humana social. La tragedia de la una no implica la de la otra. Snow, científico y novelista, invita a la mutua comprensión.


Después de Kuhn se extiende la idea entre los humanistas de que la ciencia es un hecho social. Los científicos, en cambio, creen en un mundo objetivo. Las leyes fundamentales de la naturaleza no dependen de una negociación sobre las convenciones sociales del momento, sino que están ahí haya o no alguien empeñado en descubrirlas (los árboles se caen en el bosque aunque nadie esté presente para anotar el incidente). La hipótesis del mundo real es el pilar de cualquier investigación científica. Alan Sokal dice "si la ciencia fuese un mero pacto social para acordar lo que significa verdadero, ¿por qué habría de dedicar la mayor parte de mi demasiado corta vida a la ciencia? ¡Yo no aspiro a ser la Emily Post de la teoría cuántica de campos!".


Si Snow es el primer acto del drama, Sokal es el segundo. Su hilarante parodia publicada en 1996 en la hasta entonces prestigiosa revista Social Text (‘Transgredir las fronteras: hacia una hermenéutica transformadora de la gravedad cuántica') es una sonora bofetada a los humanistas que echan mano de la ciencia para darse una falsa pátina de rigor y dureza, un golpe en los bajos que corta el aliento del posmodernismo, el relativismo, el deconstructivismo... Su antiguo maestro y uno de los físicos más brillantes del siglo, Steven Weinberg, se suma rápidamente con un artículo en The New York Review of Books (1996) que desata la furia de los humanistas. En él llega a afirmar que ciencias y humanidades sólo se abrazarán cuando la ciencia alcance la soñada teoría final de la naturaleza y los secretos del origen mismo del universo. Casi nada.


Hoy, cuarenta años después de Snow, la polémica sigue productiva: ¿Dos culturas? El signo de Lord Snow (F. R. Leavis), La tercera cultura (J. Brockman, editor), La nueva alianza (I. Prigogine e I. Stengers), Conscilience, la unidad del pensamiento (E. O. Wilson), Dos culturas ¿o tres filtros? (G. Hardin), Dos culturas ¿o sólo una? (P Grobstein)... Nadie sale ileso de la frontera. Las grietas de la ciencia se llenan con pasta de ideología. Y viceversa. Sólo la crítica es innegociable. ¿Se avanza algo con la polémica? La pregunta forma parte de la propia polémica, pero algo queda. Por ejemplo, hoy no se puede hacer filosofía sin tener una buena idea de las leyes impersonales de la naturaleza, ni es buena idea hacer ciencia sin asomarse a los personales pensamientos de Hume, Descartes, Spinoza, Kant o Heidegger.


domingo, diciembre 05, 2004


La bruja

Es un personaje por el que muy pronto sienten curiosidad los niños. Su primer contacto con el personaje suele ser en contexto lúdico (fiestas de disfraces, halloween, cuentos...), de ahí que lo asocien más a diversión y jarana que a fastidio. Esta representación tan simple y esquemática que comentamos dista mucho de ser ingenua. Para empezar, se le nota demasiado al personaje que es un cacho'pan, que es la primera que lo pasa de miedo haciendo ese papel y que tiene un punto lúdico espontáneo y natural. Estos rasgos de la personalidad no se improvisan. Hay que tener buen talante constitutivo y una sana propensión al humor, a la diversión y al juego para despertar en cualquier niño una representación como esta. Las cuidadoras de guardería y animadores/as infantiles que sacan partido a este personaje y consiguen que predomine en él lo divertido tienen mucho mérito.
Es inevitable comparar con las brujas que sólo provocan miedo. Las hay en masculino también, cómo no. No necesitan disfraz, porque ya la fachada es su disfraz. Su peor arma es el lenguaje, generalmente doble y de conveniencia. Su escoba es el sillón, desde donde barren siempre los problemas hacia fuera. Su pócima mortal es el cotilleo y la intriga. Y lo peor de todo es que no tienen magia ni talento, son feas/os de verdad y aburren de solemnidad. A estas/os hay que temerles. Pero a ver cómo le explicas al niño que esos personajes forman parte de la fauna social y que de ellos hay que huir como de la peste.
Ojidigital Press

domingo, noviembre 28, 2004


Horror vacui

Hay algo pavoroso en una libreta llena de hojas vacías. El intento de nuestra dibujante de pintar algo amigable en la portada es una forma de ahuyentar todos los malos espíritus que pueblan las hojas desnudas de libros y libretas. Para empezar, hagámosle saber al vacío cómo se llama su peor pesadilla y cuáles son sus armas. Después, ya le iremos endosando a plazos nuestra Altamira particular. Serán los acontecimientos los que empujen su lápiz a la batalla, cebándose con los de mayor vigor emocional. Es como la marca del oso a la entrada de su gruta, pero traducida a lápiz y carbón en las puertas de la cultura.
---------

horror vacui:
«Tendència a cobrir tota la superfície d'un espai arquitectònic, escultòric o pictòric amb multitud d'elements decoratius.»
---------

«Una de las razones por las cuales las personas tienden a no cambiar sus hábitos es por el horror vacui, el miedo al vacío, al caos. El Homo sapiens basa su supervivencia no en instintos como las abejas, que están programadas para todas las actividades de su corta vida, sino en su capacidad para ordenar el cosmos que lo rodea, para fabricarse instintos. Estudiar las cosechas, las lluvias, los hábitos de las presas, nos ha permitido ser casi tan exitosos como los virus o las cucarachas, que todavía nos ganan en supervivencia. Quítennos eso y volveremos a andar en cuatro patas, y seremos presa de predadores que antaño derrotamos.»
Óscar Reyes, Filósofo.

Ojidigital Press

viernes, noviembre 19, 2004

Una aplicación informática que fomenta el autoaprendizaje interactivo, útil contra el fracaso escolar.

Noticias.com - 15/11/2004

Investigadores de la Universidad de Zaragoza y el Centro de Cálculo Bosco han creado una aplicación informática innovadora, que emula a un profesor particular, para hacer frente al fracaso escolar en las materias de lengua, matemática e inglés en la Educación Secundaria Obligatoria, que está especialmente pensado para el medio rural, donde los alumnos con problemas no tienen tantas facilidades para acudir a clases particulares.

Su elaboración ha sido posible gracias a un proyecto financiado por el Ministerio de Educación durante cuatro años con unos 361.445 euros en el que que han participado 30 personas y que ha estado liderado por tres investigadores de la Universidad de Zaragoza y el Centro de Cálculo Bosco.

Los investigadores son Santiago Molina, catedrático de Ciencias de la Educación, Miguel San Miguel, catedrático de Estadística, y Correas, catedrático de Matemática Aplicada del Centro Politécnico Superior.

Santiago Molina, director del proyecto, explicó su carácter innovador porque "hasta ahora casi todos los productos didácticos de informática están pensados para apoyar al profesor y en este caso está dirigido a los alumnos" ya que se trata de "un autoaprendizaje asistido".

Además, que en este caso no sólo se trata de unos ejercicios o unidades para que haga el alumno, sino que hay "un planteamiento pedagógico" y la aplicación ha sido experimentada este año con 62 alumnos de la ciudad de Zaragoza y provincia durante seis meses, con un resultado satisfactorio, ya que todos los alumnos han aprobado las tres materias y los padres aseguraron que "han notado un cambio radical en la actitud de sus hijos hacia el estudio".

Molina agregó que otra de las bondades de esta herramienta informática es que de manera previa a su elaboración se realizó un diagnóstico de la situación, que permitió detectar que en el 90 por ciento de los casos de fracaso escolar en el caso de estudiantes con una inteligencia normal o superior a la media se debe a la desmotivación en el aprendizaje.

Por eso, el miembro del Centro de Cálculo Bosco, Miguel Ángel Sánchez, explicó que las unidades que contienen esta aplicación "no intentan copiar el libro" sino que "provoca la motivación del alumno a través de la interactividad" de forma que "aprendan jugando". En primer lugar, se le ponen ejemplos, luego se le pide al alumno que sea él quien solucione problemas, y, en tercer lugar, un profesor le evalúa.

La interactividad también está presente en la posibilidad de que el alumno puede consultar sus dudas con un profesor a través del correo electrónico, los chats y de una vídeo cámara que se incluye dentro de la instalación informática para fórmulas y otros elementos que no puedan ser reproducidos por el teclado del ordenador.

HACER FRENTE AL FRACASO ESCOLAR

Esta herramienta está dirigida a alumnos de la ESO porque, según comentó Molina, en el diagnóstico previo de la situación se detectó que en este nivel educativo el fracaso escolar "sobrepasa lo límites y empieza a ser preocupante", algo que consideró "grave" por tratarse de una etapa obligatoria.

En concreto, Molina comentó que el fracaso escolar se encuentra en el 30,3 por ciento para España y en el 20,3 por ciento en Aragón teniendo en cuenta el porcentaje de alumnos que han finalizado la ESO sin título.

El catedrático e investigador precisó que "muchas veces se ha dicho que la causa del fracaso escolar está en las familias, en la emigración, en la falta de medios económicos, en el elevado número de alumnos por aula o porque el profesor está mal preparado".

Molina puso en duda todos estos argumentos porque "entre sexto de Primaria y primero de la ESO todas estas condiciones son similares", y, sin embargo, "difiere el nivel de fracaso escolar"
.

MATERIAS ELEGIDAS

José Manuel Correas, otro de los investigadores del proyecto, indicó que las materias elegidas -- matemáticas, lengua e inglés-- "sirven todas ellas para la comunicación, la primera para el lenguaje científico y las segundas para comunicar a la persona".

En una segunda fase, continuó, "y si la primera tiene éxito", se contempla también la incorporación de las materias que faciliten el conocimiento del entorno como son la Física y la Química.

DIFUSIÓN DE LA APLICACIÓN

En lo que se refiere a la forma en que se puede acceder a esta herramienta, hay varias opciones. Por un lado, se podría realizar un convenio entre la Universidad y un ayuntamiento del medio rural o de un barrio, para la instalar un aula a la que pudieran acudir los alumnos.

Otro de los investigadores del proyecto, Miguel San Miguel, precisó que una familia también podría pedir que se instalara en su domicilio, además de que los demandantes de esta aplicación también podrían ser los colegios.

No obstante, los responsables de este proyecto están a la espera de una reunión con el rectorado de la Universidad de Zaragoza para analizar distintas alternativas, como la creación de una empresa o de un consorcio entre investigadores, empresa y Universidad, para gestionar este proyecto, la instalación de los equipos informáticos y la contratación del profesorado.

SIMPOSIUM

Esta herramienta ha sido presentada hoy en rueda de prensa y se dará a conocer en un simposium sobre Aplicaciones de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación en la Solución del Fracaso Escolar que se celebra esta semana en el Edificio Paraninfo de la Universidad de Zaragoza.

En él se analizarán las posibilidades de internet para ayudar el problema que supone el fracaso escolar, especialmente en las áreas rurales y en los colectivos sociales menos favorecidos.

El simposium está dirigido a directores de centros educativos, asociaciones de padres y de barrios, miembros de ayuntamientos y consejos comarcales, a quienes se les informará sobre la nueva aplicación.

lunes, noviembre 15, 2004


Composición completa

Se trata de un mundo nada hostil a los humanos, como tampoco ellos lo son para las restantes formas de vida. Cada uno es como es y manifiesta con naturalidad sus rasgos propios. Falta decir que a nuestra dibujante le encanta ponerse aletas y gafas de tubo para dedicar largos ratos a ver peces en Risco Verde (Arinaga, Gran Canaria).
Ojidigital Press


El pez espada de labios pintados

Este pez espada hembra luce su apéndice como luce sus labios pintados de azul. Nadie diría que se trata de un arma; en el peor de los casos, el niño cree que sería sólo un artilugio para asustar si se ponen a jugar. Pero en los ojos se le nota demasiado que es incapaz de causar daño. Como debe de ser...
Ojidigital Press

domingo, noviembre 14, 2004


Las proyecciones de sentimientos y emociones sobre otros seres vivos son el punto de partida para reconocer el valor y respeto que merecen. Son el inicio de muchos procesos de autorreconocimiento en lo diferente, sobre la base de pautas comunes de comportamiento y reacción ante los desafíos básicos que impone la supervivencia. La reacción del pez que mira con asombro y algo de miedo a la anguila eléctrica, llevándose su pequeña aleta a la boca, es la del propio niño que se imagina al pez payaso con idénticas propiedades mentales que las suyas. Aplica así un principio básico de comprensión de la realidad: el mundo de los seres vivos se entiende mejor si los consideramos individuos conscientes, dotados de fines y con un repertorio de conductas -etograma- similar al nuestro. Entre ellas, la curiosidad, el asombro y el temor.
Ojidigital Press


La imaginación y la creatividad se desarrollan ligadas al juego y a la curiosidad sin aparente finalidad práctica. Se alimentan de lo que se vive y experimenta cotidianamente, y crean un modo de ver, una manera de representarse la realidad. Son el punto de partida para articular ideales, utopías y propuestas de mundos posibles, de escenarios preferibles entre otros muchos igualmente posibles porque sirven mejor a los fines importantes de la vida. Estos escenarios alternativos y su posibilidad se cargan de contenidos esquemáticos y de objetos posibles en la infancia, y durante el desarollo posterior se van perfilando, contrastando y revisando hasta adquirir fuerza suficiente como para materializarse en el entorno social o profesional.
-------
Nótense los labios pintados de estas pececitas que pasean coquetas y sin preocupaciones.
Ojidigital Press


Casi todo lo fundamental a efectos educativos nos lo jugamos en los primeros años. El buen carácter se trabaja y educa en infantil y primaria, y cuando en esta época no se han conseguido resultados el efecto corrector del proceso educativo posterior será mínimo.
------------------Taller re-educador de la mirada, públicamente destrozada por señores grises con el síndrome «BOC, BOC, BOC, ejem...» y sus acólitos en régimen de esbirrato cum laude, ciegos, sordos y mudos de oficio ante la magnitud del desastre educativo que la UNESCO ha venido a recordar, con muy mal carácter y falta de buenos modales, según los más directamente aludidos.
UNESCO: Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2005

Ojidigital Press

sábado, noviembre 13, 2004

Código de Ética Profesional - Colegio de Bibliotecarios de Chile A.G.

Resumen


2. Deberes del Bibliotecario en relación con la sociedad.


  • 2.1 La biblioteca es una agencia social de conservación, transmisión y comunicación de la cultura, y el bibliotecario, el enlace entre el hombre y los medios físicos en que se registran las experiencias humanas de las generaciones pasadas y presentes.

  • 2.2 En consistencia con los objetivos y políticas de cada biblioteca, el bibliotecario tiene la obligación de dar servicio dinÝmico e imparcial a todos los miembros de la comunidad correspondiente.

  • 2.3 El bibliotecario deberá ser objetivo en la selección de la colección de su biblioteca y tratar de que en ella estén representadas variadas tendencias y puntos de vista.

  • 2.4 Constituye un deber y un derecho del bibliotecario resguardar la información confidencial adquirida en razón de su ministerio.


3. Del ejercicio profesional

  • 3.1 El bibliotecario debe tener siempre presente que es un servidor del saber, de la ciencia y de la cultura y que corresponde a la esencia de su deber profesional el desempeño de su labor, honesta, objetiva y diligentemente dentro de las normas morales y las leyes vigentes.

  • 3.2 Será un deber ineludible del bibliotecario mantener el honor y la dignidad profesionales y combatir cualquier conducta que atente contra ellos.

  • 3.3 El bibliotecario deberá contribuir, en la medida que le corresponda, al desarrollo y mejoramiento de la profesión, velar por su unidad y ayudar a buscar respuestas a nuevas situaciones.

  • 3.4 Son actuaciones contrarias a la ética profesional y le están prohibidas al bibliotecario, sea que ocupe una posición como tal o que ésta sea de índole administrativa justificada por su preparación como bibliotecario:

    • a) actuar contra el decoro y prestigio de la profesión,

    • b) colaborar o impulsar en forma directa o indirecta, medidas, leyes, ordenanzas o disposiciones que lesionen o vulneren la profesión o los intereses generales de los colegiados,

    • c) anteponer intereses o ambiciones personales y/u oponerse al desarrollo de planes o iniciativas que signifiquen beneficios o aspiraciones de la profesión,

    • d) auspiciar el otorgamiento de títulos profesionales que vulneren o lesionen la calidad profesional del bibliotecario en conformidad con los principios de la bibliotecología, las leyes o los reglamentos vigentes, y

    • e) contribuir, en cualquier medida, a destruir la unidad de la profesión.




4. De las relaciones entre colegas y otros profesionales

  • 4.1 Entre los profesionales bibliotecarios debe existir unión, solidaridad y respeto recíproco que contribuyan a enaltecer la profesión.

  • 4.2 El bibliotecario debe proceder siempre con invariable honradez y buena fe y su responsabilidad moral no es delegable.

  • 4.3 Debe cooperar, dentro de los límites legales y éticos de la profesión, con los miembros que requieran de sus conocimientos para el desarrollo de sus funciones profesionales.

  • 4.4 Proporcionará generosa y verazmente la información que requieran sus colegas con fines de investigación, estudio o como base para acciones y campañas de mejoramiento de remuneraciones y otros beneficios.A su vez, el bibliotecario que reciba la información no deberá usarla con otros fines que no sean aquellos para los cuales fue solicitada.

  • 4.5 Serán considerados como actos contradictorios a la ética profesional entre colegas y otros profesionales:

    a) utilizar ideas, documentos o partes de documentos sin el consentimiento o cita de sus autores,
    b) atribuir a un colega la comisión de errores profesionales sin ajustarse a la verdad,
    c) divulgar y comentar errores profesionales con espíritu malicioso y con personas o instituciones no pertinentes,
    d) emitir opiniones malévolas o injuriosas sobre sus colegas, aludiendo a antecedentes personales, ideológicos o de otra naturaleza,
    e) publicar por cualquier medio o presentar informes que vayan en desmedro de un colega y beneficio personal,
    f) tratar de obtener una calificación favorable para sí, mediante el descrédito de otros colegas,
    g) pretender el cargo, público o privado, que ejerza un colega, mientras éste no haya manifestado libremente y por escrito su propósito de renunciar a él,
    h) sustituir o tratar de reemplazar a un colega, sin su previo consentimiento, en la prestación de servicios profesionales ya iniciados o encargados con anterioridad,
    i) prestar o solicitar servicios profesionales, por honorarios que estén bajo el arancel mínimo vigente fijado por el Colegio,
    j) fijar o influir para establecer remuneraciones que lesionen el prestigio de los profesionales, y
    k) cometer, permitir o contribuir a que se cometan injusticias contra los bibliotecarios.

  • 4.6 Todo bibliotecario tiene el deber de denunciar ante el Consejo respectivo la conducta de cualquier miembro de la profesión que atente contra los principios morales y ético- profesionales de la cual tenga conocimiento cierto y probado. Esta denuncia debe ser presentada por escrito.

El mayor atentado contra el progreso de las nuevas generaciones es la mercantilización privatizadora del acceso a la cultura y el conocimiento

IFLA Committee on Free Access to Information and Freedom of Expression (FAIFE)
IFLA/FAIFE

IFLA/FAIFE is an initiative within IFLA (International Federation of Library Association and Institutions) to defend and promote the basic human rights defined in Article 19 of the United Nations Universal Declaration of Human Rights.

The IFLA/FAIFE Committee and Office furthers free access to information and freedom of expression in all aspects, directly or indirectly, related to libraries and librarianship. IFLA/FAIFE monitors the state of intellectual freedom within the library community world-wide, supports IFLA policy development and co- operation with other international human rights organisations, and responds to violations of free access to information and freedom of expression.

Intellectual freedom is the right of every individual to both hold and express opinions and to seek and receive information. Intellectual freedom is the basis of democracy. Intellectual freedom is the core of the library concept.